Nov 01

Estudio de UCSD encuentra actitudes de las mujeres pueden influir en las tasas de deserción escolar entre los estudiantes de ingeniería femeninos

Las estudiantes de ingeniería que creen competencia en ingeniería y matemáticas es algo que una persona nace con tienden a abandonar la clase cuando se enfrentan con dificultades, de acuerdo con un estudio realizado en la Universidad de California, San Diego (UCSD). El objetivo del estudio, que incluyó encuestas a 238 estudiantes universitarios, era para ayudar a entender por qué las mujeres tienen más probabilidades de abandonar especialidades de ingeniería que son los hombres. El estudio se publica en El Diario de la Mujer y las Minorías en Ciencia e Ingeniería (Vol. 8, No. 1) y fue co-escrito por el profesor de Psicología Gail D. Heyman, profesor de Bioingeniería Sangeeta Bhatia, y el desarrollo humano importante Bryn Martyna.

“Muchas mujeres que ingresan a carreras de ingeniería se les ha dicho toda su vida lo buenos que son para las matemáticas y la ciencia, por lo que tienden a creer que su aptitud es algo que ellos nacen con. Cuando se encuentran con dificultad, puede ser devastador, ya que su propia identidad se pone en cuestión “, dice Bhatia, quien se desempeña como consejero de la facultad de la Sociedad de Mujeres Ingenieras capítulo estudiante de la Escuela Jacobs de Ingeniería de UCSD. “Debido a que muchos creen que su aptitud es una capacidad fija, no un erudito uno, tienden a abandonar las clases cuando se enfrentan a dificultades. Es como si estuvieran diciendo a themselvesoh, supongo que no soy bueno en la ingeniería y las matemáticas, después de todo “.

Bhatia dice que cuando los hombres tienen problemas en sus clases de la universidad, que más a menudo considerarla como un desafío que puede ser superado mediante el estudio de más difícil o tomar un enfoque diferente al problema.

El estudio encontró, además, que existe una tensión de género entre los estudiantes de ingeniería masculinos y femeninos. Las estudiantes se sienten como si estuvieran celebrada a mayor escrutinio y tienen que demostrar que pertenecen a la ingeniería, mientras que los estudiantes varones creen que las mujeres reciben más descansos.

“Las mujeres sienten que tienen que realizar aún mejor que sus pares masculinos con el fin de encajar”, dice Heyman. “Cuando se enfrentan a una situación difícil, muchas mujeres temen que la gente se pregunta si pertenecen en ingeniería, e incluso pueden empezar a creer los propios estereotipos.”

Los investigadores concluyen que proporcionar a los estudiantes de sexo femenino con los modelos de conducta positivos en momentos críticos en su carrera de la universidad puede ayudar a retener las mujeres en la ingeniería. Los investigadores también creen que es importante que las mujeres tienen la oportunidad de hablar con otros estudiantes de ingeniería a las mujeres sobre sus experiencias.

En UCSD, Bhatia provocó la idea, y el apoyo de la Sociedad de Mujeres Ingenieras capítulo estudiantil para comenzar un banquete de primavera para estudiantes de segundo año durante el cual ingenieras exitosas describen sus carreras y la forma en que fueron capaces de superar los obstáculos. En el banquete de esta primavera, Sally Ride, la primera mujer astronauta, habló en el banquete.

Heyman también está llevando a cabo una encuesta de seguimiento para determinar cómo las actitudes acerca de las decisiones de impacto de inteligencia que las niñas hacen en la escuela secundaria, y ella está planeando un reconocimiento adicional con los estudiantes de nivel universitario.

Fondo

De acuerdo con un informe de la Fundación Nacional de la Ciencia *, sólo el 9 por ciento de los puestos de trabajo de ingeniería están en manos de mujeres. Las mujeres son menos propensas que los hombres a seleccionar la ingeniería como un gran estudiante, y entre estudiantes de ingeniería, las mujeres tienen menos posibilidades que los hombres para completar un programa de grado.

Para realizar el estudio, Bryn Martyna encuestó a 38 mujeres estudiantes de ingeniería, 104 estudiantes de ingeniería de sexo masculino, y 57 hembras y 39 machos de Grandes Ligas no de ingeniería. Ella pidió una serie de preguntas que examinaron las creencias de los estudiantes sobre 1) la naturaleza de las habilidades y el significado de las dificultades que se encuentran; 2) las creencias acerca de si los estudiantes de ingeniería de hombres y mujeres son tratados de manera diferente, y 3) los valores e intereses de los estudiantes.

Nov 01

Nuevo libro analiza las mujeres invisibles

ANN ARBOR — Muchas mujeres, incluyendo a los pobres, ancianos y encarcelados, son hasta cierto punto invisible en la sociedad estadounidense. Y muchas instituciones están diseñadas para mantenerlos de esa manera, dice un profesor de la Universidad de Michigan.

Un libro editado por Rosemary Sarri, profesor en la Escuela de Trabajo Social y Programa de Estudios de la Mujer de la Universidad de Michigan, y Josefina Figueira-McDonough de la Universidad Estatal de Arizona, presenta una amplia colección de ensayos que examina la situación de las mujeres pobres en detalle . El libro, “Las mujeres en los márgenes”, fue publicado por la prensa de Haworth.

“Bienestar y los sistemas penitenciarios roban a las mujeres pobres de su condición de ciudadanía y tratarlos como prescindibles”, dice Sarri. Las políticas de estos sistemas obligan a las mujeres a tomar decisiones que a menudo son contrarias a su interés superior “. Sus libro documenta cómo las políticas actuales han dado lugar a condiciones de vida devastadoras para las mujeres pobres y también presenta un llamado a la acción para abordar el problema. “Las mujeres son ahora la mayoría en los EE.UU. en términos de números y las responsabilidades familiares, pero no en términos de recursos y oportunidades,” dice Sarri.

El libro analiza las pobres mujeres, mayores, adolescentes embarazadas, el fracaso del sistema de bienestar y las políticas que están poniendo las mujeres en más peligro. Hay un énfasis en las mujeres encarceladas y sus hijos. El setenta por ciento de las mujeres encarceladas tienen hijos menores de edad; ya que muchas son madres solteras, esto añade otra dimensión a su ya difícil lucha, dice el libro.

“El movimiento feminista a menudo ha ignorado esta población victimizada y rechazados”, dice Sarri. “Esperamos que este libro va a dar a las mujeres en muchas carreras, estados y situaciones de información que se puede utilizar para promover el bienestar de todas las mujeres y la sociedad.”

Oct 31

Los hombres son más rápido que las mujeres. pero ¿significa que las apuestas siempre se deben colocar en los potros?

Una nueva investigación arroja luz sobre las diferencias de género, corriendo y corriendo animalsSan Diego, California. -¿Fue Lassie sólo el collie el segundo más rápido en el valle? ¿Era el caballo de Roy Rogers gatillo más rápido que la potra de Dale Evans, mantequilla? Los hombres se reconocen fácilmente como los corredores más rápidos que en las mujeres. ¿Puede el mismo supuesto se hará sobre el género en los caballos y los perros?

Fondo

No es demasiado difícil ver por qué podría hacer esa suposición. Sir Roger Bannister corrió la primera sub-milla de cuatro minutos en 1954. Cuarenta y ocho años más tarde, ficha de los hombres de la milla es de 3: 43.13; una mujer rusa tiene el récord correspondiente para las mujeres en 4: 12.56. Los que organizan eventos de pista y campo de la competencia se dan cuenta de que, aunque una mujer individuo dado puede ser más rápido que un hombre individuo dado, esta diferencia de género es evidente en los niveles de amateur a la élite.

Normas de carreras competitivas son más igualitaria en el reino animal. Thoroughbred (carreras de caballos) y Standardbred (carreras de trotones) las carreras de caballos se dividen generalmente por género. No obstante, los caballos femeninos (potras) han sido los ganadores absolutos de algunos eventos de primer nivel como el Derby de Kentucky, carreras de la Copa del obtentor, y la carrera de trote Hambletonian. Teniendo en cuenta que potrancas hacen entrar en el círculo de ganadores, un investigador se preguntó si una diferencia de género consistente en el rendimiento de carrera existe en los caballos, y si es así cómo la magnitud de esa diferencia se compara con la observada en los seres humanos. La investigación se extendió también a un examen de la diferencia de género en la velocidad de funcionamiento del perro, otra especie de competencia. A diferencia de las razas humanas y de caballos, carreras de galgos no son segregados por sexo, lo que sugiere que estos dueños de perros no perciben una diferencia de género en la capacidad de ejecución.

En la capacidad de correr masculino y femenino, es apropiado preguntar si hay parámetros fisiológicos que se sabe afectan la capacidad atlética. En los seres humanos y los animales, la capacidad aeróbica máxima, la velocidad máxima a la que el cuerpo puede utilizar el oxígeno para producir energía, se utiliza a menudo como un índice de la capacidad de resistencia en marcha. Este índice es significativamente mayor en los hombres que en las mujeres, incluso cuando se toma en cuenta la masa corporal. Cuanto mayor sea la capacidad aeróbica máxima de los hombres contra las mujeres ha sido verificado repetidamente, en jóvenes y mayores, deportivo y sedentaria. Las diferencias entre los sexos que subyacen ventaja atlética de los hombres incluyen la composición corporal (porcentaje de grasa corporal en comparación con la masa corporal magra), tamaño cardíaco, el volumen de sangre, y la concentración de hemoglobina. Para un peso corporal total dado, los hombres tienen más masa corporal magra y menos grasa. Los hombres también tienen corazones más grandes y un mayor gasto cardíaco máximo (litros de sangre / minuto) y luego las mujeres.

Un dimorfismo sexual se produce en los dos caballos y perros en términos de tamaño total – los machos son generalmente más altos y pesados ??que las hembras. La composición corporal rara vez se mide en estas especies, aunque la mayoría de los jinetes se sienten subjetivamente que los sementales son más musculosos que las yeguas. Comparaciones basadas en el género de tamaño del corazón, volumen sanguíneo y la concentración de hemoglobina no se han publicado para estas especies. Además, los factores que limitan la capacidad aeróbica máxima en el caballo parecen estar asociados con el pulmón, en lugar de con el sistema cardiovascular como en los seres humanos. Por lo tanto, la evidencia para apoyar una diferencia de género en la capacidad aeróbica máxima en los caballos y los perros es deficiente, principalmente debido a la posibilidad de una diferencia de género en el consumo de oxígeno de caballos o perros nunca se ha investigado sistemáticamente. No obstante, los caballos femeninos rara vez se ejecutan en contra de los hombres.

El estudio

El autor de “diferencia de género en la velocidad de carrera: Los seres humanos Versus caballos y perros,” es Pauline Entin, PhD, Profesor Asistente, Departamento de Ciencias del Ejercicio de la Universidad del Norte de Arizona, Flagstaff, Az. Dr. Entin presentará sus conclusiones en la próxima reunión científica, “El poder de la Fisiología Comparada: Evolución, integración y aplicación.” La reunión, patrocinada por la Sociedad Fisiológica Americana (APS), se está celebrando 24 a 28 agosto, en el Town & Country Hotel, San Diego, CA. Para más información sobre la conferencia está disponible en: http: //www.the-aps.org/meetings/aps/san_diego/home.htm

Este estudio buscó una respuesta empírica a la cuestión de la diferencia de género en la gestión de rendimiento en los caballos y los perros mediante la comparación de velocidades de carreras reales. Teniendo en cuenta la observación de que las carreras de caballos, carreras de caballos y dos carreras de trotones, son segregados por sexo, mientras que las carreras de galgos no son, la investigación la hipótesis de que la diferencia entre los sexos se produciría en los caballos, pero no perros.

Metodología

Los datos sobre el caballo y el perro corriendo velocidades se obtuvieron de varias fuentes diferentes en línea.

Caballo de pura raza (carrera de caballos): Los datos se obtuvieron del Daily Racing Form en línea entre mayo y agosto de 2001. Se utilizaron pistas en tres estados: Belmont y Saratoga pistas de carreras en Nueva York, Santa Anita y Hollywood pistas en California, y Churchill Downs y pistas de carreras Keeneland en Kentucky. La distancia de la carrera se convirtió en metros y la velocidad media del ganador (m / s) se calcula dividiendo la distancia en el momento de ganar. Las carreras se dividieron en dos categorías antes del análisis: menor o igual a una milla (1.609 m). Un total de 330 carreras se utilizaron para este análisis.

Standardbred Caballo (carreras de trotones): se utilizaron los registros de pista de ocho pistas de carreras norteamericanas diferentes. Los antecedentes de pesca se mantienen por separado para manitas y los Pacers. Todos los registros son de una milla, la distancia estándar para carreras de trotones. Las variables registradas fueron: la pista, el tiempo récord de una milla (1.609 metros), poseedor del récord de la categoría (trotón o marcapasos), la edad del poseedor del récord, el sexo del titular del registro. La velocidad promedio se calcula como 1.609 m, dividido por el tiempo récord. Los análisis se realizaron por separado para los manitas y los Pacers como el ritmo es conocido por ser un poco más rápido y no hay cruce entre manitas y los Pacers. Se utilizaron un total de 191 registros; 95 de manitas y 96 para los Pacers.

Greyhound Dog: Los datos fueron obtenidos de los registros mantenidos en línea por pista Bluffs Run, Iowa, para carreras disputadas entre mayo de 2001 y marzo de 2002. Todas las carreras se corrieron sobre cualquiera de los dos 5 / 16a (503 m) millas o 3/8 de millas (603,5 m). Para tener en cuenta el efecto de la distancia, los análisis se realizaron por separado para los dos tramos de la carrera. Los efectos de los meses del año, la clase de la raza, el peso del ganador, la edad del ganador, y el género del ganador de la velocidad se pusieron a prueba a través de regresión múltiple (SPSS). Se utilizaron un total de 169 carreras.

Resultados

El análisis de regresión de los datos reales de carrera reveló un efecto pequeño pero significativo del género en las velocidades de carreras de caballos pura sangre y los Pacers Standardbred, pero manitas no Standardbred o perros. Es de destacar que en todos los casos los hombres llevan a cabo una ligera ventaja sobre las mujeres, aunque esta diferencia no fue significativa para los manitas y los perros. Cuando se compara con la brecha de género de aproximadamente 10 por ciento en velocidades de funcionamiento máximas de los seres humanos, la diferencia en los animales era pequeña – no más de 1,2 por ciento.

La diferencia relativamente pequeña entre los géneros en los dos caballos y perros está de acuerdo con la falta de pruebas de dimorfismo fisiológica relevante en ambas especies. A pesar de la diferencia de los caballos fue significativa, la brecha de género uno por ciento podría ser explicada por los métodos de entrenamiento o factores psicológicos, así como los atributos fisiológicos. Es una creencia muy extendida entre los entrenadores de caballos de carreras que los caballos femeninos no deben ser entrenados tan duro como los caballos masculinos, y los entrenadores son reacios a entrar en las carreras de caballos femeninos que también están abiertos a los hombres. Carreras de galgos no son segregados, es de suponer que significa que los dueños del galgo y entrenadores creen que las mujeres pueden competir con éxito con los hombres.

Conclusiones

Dada la evolución del caballo como una especie de presa y los antepasados ??del perro como una especie depredadora, ambos dependientes de correr, es tentador especular que la selección natural opera en la capacidad de ejecución de los varones y las hembras de estas especies. Por el contrario, la evidencia arqueológica sugiere que los ancestros humanos fueron usuarios de herramientas y pueden haber tenido tareas específicas de género hace por lo menos tanto un millón de años, posiblemente disminuyendo la importancia de la velocidad de carrera en particular en las mujeres. Este análisis es estrictamente especulativo, sin embargo, es claro que los seres humanos han criado selectivamente dos caballos de carreras y galgos para la velocidad en ambos sexos para varios cientos de años, mientras que los humanos no seleccionan sus propios compañeros basados ??únicamente en la capacidad de ejecución.

En conclusión, a pesar de que los caballos y los perros machos hacen mantener una ligera ventaja de velocidad sobre las mujeres la misma especie, la diferencia es de un orden de magnitud menor que la observada en los seres humanos (uno por ciento frente al 10 por ciento). Los factores que no sean las diferencias fisiológicas pueden explicar por qué las carreras de caballos son tradicionalmente segregados por género.

Oct 31

Potable Modest probable que se benefician las mujeres post-menopáusicas

Beber cantidades moderadas de alcohol parece tener un efecto preventivo contra enfermedades del corazón en las mujeres post-menopáusicas, tal como lo hace en los hombres de mediana edad, al elevar el colesterol bueno y la alteración de otros componentes de la sangre.

Se ha demostrado que los niveles elevados de lipoproteínas de alta densidad o “colesterol bueno”, para predecir un bajo riesgo de ataques de enfermedad de las arterias coronarias y al corazón. El aumento de los niveles de actividad de paraoxonasa (PON), una enzima asociada con HDL, también se ha demostrado que protege contra la enfermedad cardíaca. Apolipoproteína A-1 es un componente de proteína de HDL que apoya a sus beneficios para el corazón.

Un nuevo estudio, publicado en la edición de septiembre de Alcoholism: Clinical and Experimental Research, muestra que el aumento de estos factores entre las mujeres post-menopáusicas siguientes el consumo moderado de alcohol son similares a los aumentos que se han mostrado en los hombres y que se han asociado con una disminución en el riesgo de enfermedad cardíaca.

“El aumento de la actividad sérica de HDL-colesterol y PON puede ser un mecanismo de acción no sólo en los hombres sanos de mediana edad, sino también en las mujeres post-menopáusicas, que subyace en el riesgo de enfermedad cardíaca reducida en los bebedores moderados”, dice Henk FJ Hendriks, Ph. D., de TNO Nutrition and Food Research en los Países Bajos.

De hecho, los investigadores no encontraron ninguna diferencia en la magnitud del aumento de la actividad y la concentración de los factores medidos entre hombres y mujeres, a pesar de que las mujeres dieron a beber menos para compensar la menor peso corporal y más lento el metabolismo del alcohol.

Diez hombres de 45-64 años de edad y nueve mujeres postmenopáusicas de entre 49 a 62 se inscribieron en el estudio. Todos los sujetos participaron en una fase de cerveza-beber y no beber alcohol, con una duración de tres semanas. Los hombres tenían cuatro vasos de cerveza o cerca de-cerveza con la cena, que se sirve en TNO, mientras que las mujeres bebían tres vasos.

Diez días en la fase de la bebida, los niveles de HDL-colesterol en muestras de sangre de los sujetos aumentaron en un promedio de casi el 7 por ciento y aumentaron casi un 12 por ciento al final de las tres semanas. No existe ese aumento fue visto durante el intervalo sin alcohol. Los niveles de la proteína componente aumentaron un poco menos de 4 por ciento dentro de los cinco días siguientes al comienzo de la fase de alcohol y casi un 9 por ciento al final del estudio. Actividad PON también aumentó durante la fase de alcohol.

Los resultados de estudios anteriores sugieren que un aumento de 2 por ciento en el colesterol HDL se asocia con una reducción del 2 por ciento a 4 por ciento en el riesgo de enfermedad cardíaca coronaria.

Los investigadores señalan que, debido al pequeño número de participantes en este estudio, los resultados deben considerarse preliminares.

Oct 31

Mujeres embarazadas de bajos ingresos necesitan apoyo para dejar de fumar, beber

El apoyo social es a veces un ingrediente que falta de vital importancia para las mujeres de bajos ingresos que siguen fumando o usar alcohol durante el embarazo. Profesionales de la salud pública y los médicos pueden desempeñar un papel importante en llenar este vacío, sugieren los resultados de un nuevo estudio.

“Enfoques realistas a ayudar a estas mujeres siguen siendo un desafío”, dice el autor Judith K. Ockene, Ph.D., M. Ed, un profesor de medicina y jefe de la División de Medicina Preventiva y del Comportamiento en la Universidad de Massachusetts Medical School en Worcester. El estudio aparece en la edición de octubre de la revista American Journal of Preventive Medicine.

“Los contactos frecuentes que las mujeres tienen con profesionales de la salud durante el embarazo pueden proporcionar valiosas oportunidades para discutir el uso de alcohol y tabaco y fomentar cambios de comportamiento”, añade.

El tabaquismo y el consumo de alcohol durante el embarazo se ha demostrado que plantean riesgos para la salud del feto. Fumar aumenta el riesgo de enfermedades como el nacimiento prematuro, asma y síndrome de muerte súbita del lactante, mientras que el consumo de alcohol es una causa importante de retraso mental. Usando tanto el alcohol y el tabaco tiene un efecto sinérgico – es decir, cada sustancia empeora efectos del otro.

Muchas mujeres son conscientes de estos peligros; una encuesta nacional encontró que hasta un 40 por ciento de los fumadores dejar de fumar cuando quedaron embarazadas. Pero el tabaquismo y el consumo de alcohol durante el embarazo se siguen produciendo. Más del 13 por ciento de las madres reportó ser fumadores en 1996 los certificados de nacimiento de Massachusetts, según el estudio.

El estudio realizado por Ockene y sus colegas examinaron las entrevistas con aproximadamente 600 mujeres embarazadas que eran fumadores actuales, o que habían dejado de fumar cuando descubrieron que estaban embarazadas. Todos los participantes eran residentes del área de Boston que reciben atención prenatal de la Mujer financiados con fondos públicos, Bebés y Niños. Las mujeres eran étnicamente y racialmente diversa, pero la mayoría han nacido en los Estados Unidos. Además, la mayoría eran solteros, y más del 40 por ciento de las mujeres tenían una educación inferior a la escuela secundaria.

Los investigadores encontraron que, en consonancia con otras investigaciones, los participantes del estudio eran mucho más propensos a dejar de beber alcohol (80 por ciento) que dejó de fumar cigarrillos (27 por ciento) cuando descubrieron que estaban embarazadas.

Esta gran diferencia entre los comportamientos de tabaco y alcohol puede reflejar el hecho de que “las dos sustancias son potencialmente adictivos y las mujeres no pueden ser propensos a dejar de ambos al mismo tiempo”, dice Ockene. Los investigadores también observaron que los informes de la cesación de alcohol podrían haber sido exagerados. Las mujeres recibieron una prueba de aliento para cotinina, un componente de la nicotina, para confirmar dejar de fumar, pero no de prueba para confirmar el cese alcohol.

Se encontraron menos propensos que los blancos y los hispanos a dejar de fumar las mujeres negras embarazadas. Este hallazgo es coherente con estudios anteriores y las necesidades para ser confirmado con estudios adicionales, dicen los investigadores.

Las mujeres que dejaron de beber alcohol de forma espontánea cuando se enteraron de que estaban embarazadas eran más propensos a reportar que tenían el apoyo social. Profesionales de la salud pueden ayudar a proporcionar apoyo social a las mujeres que pueden estar recibiendo poco apoyo de sus familias y amigos, según el estudio.

Las mujeres que no dejan de fumar tienden a ser menos educados. También tendían a ser más adictos a la nicotina, y tener un compañero que fumaba. También tenían menos conciencia del riesgo de fumar en el feto, y comúnmente reportan tener demasiados otros problemas de la vida para dejar de fumar.

Esas mujeres “representan una interesante constelación de la adicción, las preocupaciones de la vida (incluyendo varios niños tal vez) y un entorno que refuerza esencialmente continuo de fumar”, dice Ockene. Los médicos deben reconocer que esas mujeres necesitan el apoyo de varios ángulos diferentes.

“Es importante que los médicos sean conscientes y reconocen las dificultades que enfrentan estas mujeres, y para ayudarles a desarrollar la motivación y las habilidades para involucrar a sus socios y los sistemas de apoyo en sus intentos de dejar de fumar”, añade.